{ James + Lorena }


La Basílica de la Virgen de València acogió la ceremonia de James y Lorena, rodeados de amigos llegados desde muchas partes de España e Inglaterra que no quisieron perderse un acontecimiento tan especial para ambas familias. El cordial ambiente de la ceremonia dejaba huecos llenados por la mirada cómplice de los novios, las sonrisas de los amigos, las lágrimas de felicidad de los padres… No importaba el idioma o las costumbres, el amor no entiende de fronteras. Los caballos que habían conducido a Lorena desde su casa hasta la Basílica llevaron de nuevo a la pareja hasta Las Arenas, donde las sonrisas desembocaron en júbilo para celebrar la unión de ambos con música, comida, bebida y, como siempre, un brutal photocall que permitió dejar a un lado el protocolo de los invitados. Todos, pequeños y grandes, españoles e ingleses, disfrutaron al máximo.
Días así no se olvidan facilmente.
¡Yes, I do!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios: