FUN PHOTO-CALL en el enlace de Alfonso y Érika

¡Buenísimo! Para nosotros hacer el Photo-call es cansado porque justo cuando tendrías que recoger para irte a casa tienes que montar trípodes, focos, atrezzo y comenzar a disparar de nuevo, pero eso siempre pasa al empezar porque cuando acabas te deja tan buen sabor de boca y la gente se lo pasa tan bien que ahora si ya no tienes que disparar el Photo-call incluso te aburres. Lo recomendamos de todo corazón. Y lo interesante es que participe todo el mundo, no sólo la gente joven y los amigos sino también los mayores y los peques como en este divertido ejemplo.
Un besazo a todos los invitados de Alfonso y Érika que hicieron que nos lo pasáramos genial en su boda. Así da gusto.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Jó, que envidia! Qué bien se lo pasan. En las bodas a las que yo voy nos aburrimos como ostras.

{ Nina Designs } dijo...

Una pena que no lo hiciéramos en nuestras bodas...habrá que ir a por la tercera..jeje

Rafa dijo...

Con diablesas como esas no me importaría que me mandasen al infierno.